dailydoodlegram

Hace unos meses que Instagram se convirtió para mí en una red en la que descubrir personas creativas cuyas fotos sirven de inspiración. Desde la sección de Populares o siguiendo el rastro de usuario en usuario puedes llegar a perfiles realmente interesantes a los que seguirles la pista desde muy cerca.

 

 
 

 

Eso me pasó recientemente con Geffren Refaeli, una ilustradora de Tel Aviv que dibuja con una sensibilidad especial. Si visitáis su Instagram, veréis que está plagado de pequeñas ilustraciones en blanco y negro. Éstas forman parte de su proyecto dailydoodlegram, en el que diariamente sube un dibujo que realiza inspirándose en fotografías de esta red social. Normalmente suele combinar creativamente dos fotografías y cuando sube el dibujo menciona a los usuarios cuyas instantáneas le han servido de inspiración.
 

 

Si queréis conocer más acerca de esta ilustradora, os recomiendo ver este vídeo. Yo me he sentido muy identificada con su síndrome de Peter Pan y con su frustración por no haber estudiado veterinaria.

The Wonderland Apartment

Este apartamento de Taiwan ha sido mi último descubrimiento en Pinterest. Una de las cosas que más me cuesta a la hora de redecorar (o mejor dicho, de “lavarle la cara” a una estancia con un presupuesto reducidísisimo) es combinar colores fríos y cálidos. Y en esas estaba esta tarde, buscando ejemplos de casas que hubiesen optado por un equilibrio cromático, cuando encontré este estudio que por algo se llama The Wonderland Apartment.

 

 

 

 

Existe la creencia general de que un mismo color, en diferentes tonalidades, no es armonioso. En el caso del salón, me gusta mucho cómo juegan con las tonalidades de azul -sofá, manta, mesita- e introducen el amarillo y el rosa para aportar luz y contraste. Lo mío con la lámpara, que me recuerda a un algodón de azúcar, ha sido un auténtico flechazo.

 

 

 

La aparente sencillez de la habitación esconde varios detalles que juntos combinan muy bien. La mesita vintage, el cabeceo de madera sin tratar, la luz en aguamarina, las originales letras de tela y los cojines con motivos animales, ¿a que dan ganas de tumbarse en la cama a pasar las horas con un buen libro?

Bálsamo labial de manteca de cacao y almendras

Hace tiempo que para reparar mis labios (permanentemente) secos utilizo bálsamos labiales naturales hechos en casa. Si sufrís del mismo problema, os dejo la receta de un calmante muy nutritivo que en pocos días os ayudará a combatir el agrietamiento: bálsamo de aceite de almendras y manteca de cacao.

 

Como su nombre indica es un bálsamo que lleva aceite de almendras y manteca de cacao. Sin más. Lo único extra que se necesita es un recipiente para guardarlo que resulte cómodo. Yo utilizo el que veis en la foto, una pequeña torre de cuatro envases con diferentes tamaños que podéis encontrar en cualquier bazar. El aceite de almendras es del Mercadona y la manteca de cacao se vende en los herbolarios.

 

 

Para un envase como el que yo utilizo, las medidas son 20gr de aceite de almendras dulces y 20gr de manteca de cacao. Para mezclarlos basta con ponerlos en un bol al baño maría. Con el fuego bajo, en pocos minutos estará disuelto. Si quieres que sea exfoliante, puedes echarle una cucharadita de azúcar que te ayudará a retirar las pieles muertas.

 

 

¡Y sin más misterio ya tenemos nuestro bálsamo labial! La textura es untuosa, lo ideal es tenerlo a temperatura ambiente; si os gusta que esté más sólido podéis meterlo en la nevera. Entre los beneficios de esta combinación están: propiedades antioxidantes, alto contenido en vitamina A-B-E, favorece la regeneración de la piel y proporciona un alivio en zonas irritadas.

 

English EN Français FR